A lo largo de más de cuatro mil años el macizo de Montserrat ha sido un vórtice de especulaciones geofísicas, cósmicas, esotéricas y místicas. Un epicentro en el que varias arrugas de ese velo de la experiencia consensuada que llamamos realidad se pliegan unas sobre otras, anidando varias realidades paralelas que coinciden en una ecléctica aunque armónica convivencia. Eso fue lo que presenciamos, entre la curiosidad, la sugestión y el escepticismo, a lo largo de las dos jornadas que vivimos en el complejo monástico para asistir a The Ufology World Congress en El mirador de los apóstoles. Un edificio de arquitectura setentera decorada en una gama de naranjas y blanco que semejan los pasillos laberínticos de una nave de una space ópera con cafeterías, buffets y espaciosas terrazas con un mirador, coronado con un monumento del escultor Josep María Subirachs. ‘La escalera del entendimiento’, en homenaje al místico y misionero Ramon Llull, se compone una serie de bloques de hormigón escalonados en forma de espiral ascendente figurando una escalera al cielo, que ahora funciona como vertiginoso photocall para los más intrépidos turistas extranjeros.

Luego de la presentación general del evento a cargo de su coordinador Josep Guijarro, veterano periodista e investigador del mundo del misterio, Sebastià D’Arbó hizo una presentación de la historia de Montserrat y los significados místicos y espirituales que se han ido acumulando en sus laderas. Desde los puntos de rituales druidas en torno al árbol sagrado del tejo a los ermitaños cristianos que acogió, como el padre Basili, a las filmaciones del Dalai Lama, quien en una de sus visitas lo consideró un “chakra del mundo”. Continuó su exposición exhibiendo gráficos y mapas de las supuestas líneas energéticas que cruzan el macizo, una red de radiación telúrica, de vibraciones geomagnéticas (que avalarían la hipótesis de “la montaña viva”, la teoría acerca del movimiento del macizo) D’Arbó prosiguió con los significados místicos de otra materialidades no geológicas. Como el origen del material en que está torneada la virgen negra. Así es como hizo un barrido de los orígenes del imagen mariana que fuera encontrada por dos pastores en el siglo XIX.

“¿Por qué dejaron de estar de moda las abducciones? —Magdalena del Amo.

Según D’Arbo, habría sido traída por el emperador Trajano durante el Imperio romano y su color se debe a que la piedra fue sacada de un meteorito (!). Al igual que otras vírgenes negras, como la de Núria, en ella anidan especulaciones sincretistas que la relacionan con diosas paganas de la fertilidad y la fecundidad. Por esa razón, habrían sido enterradas en el interior de la montaña, en un lugar que simbolizaría el útero de la Tierra. Su presentación concluyó con el lugar de Montserrat en el imaginario popular, como la teoría de que es el paisaje que se ve detrás de la Gioconda (y que acreditaría la tesis de que Da Vinci pertenecía a una familia catalana de inclinación cátara que habría emigrado a Italia a causa de la Inquisición) hasta el sigo XX, con la célebre visita de Himmler, el jerarca nazi que andaba a la pesquisa del Santo Grial (siguiendo las leyendas que lo ubican en una montaña cercana a los Pirineos) hasta los actuales encuentros de avistamientos que se celebran los días 11 de cada mes.

A este ponente le siguió la periodista Magdalena del Amo quien compartió su trabajo en periodismo de investigación con las experiencias de abducciones. A modo introductorio realizó una distinción entre “visitantes de dormitorio” e “invasores de dormitorio”, así como de los distintos tipos de encuentros cercanos de la escala del 1 al 5. Acto seguido, comentó los casos que más la movilizaron como el de Travis Walton (un empleado forestal de Arizona que habría sido abducido durante cinco días en 1975) cuya historia inspiró la película Fire in the Sky, así como los múltiples casos de mujeres abducidas con el síndrome del feto perdido que en realidad habrían sido robados. En esto basa su adhesión a la que llamó “la hipótesis extraterrestre” según la periodista reunida en la 3 G, la triples característica común del fenómeno: genital, genético y generacional, las tres áreas de interés de las abducciones. A continuación, la periodista expuso una casuística de características comunes de las víctimas de abducciones, como el desajuste lóbulo temporal y los recuerdos perinatales, así como las terapias de hipnosis y regresión aplicadas en ellas para recrear dichas experiencias. Para esto ilustró con una foto suya sonriendo al lado del profesor Fassman, el mítico hipnotista catalán. Su presentación concluyó con la pregunta “¿Por qué dejaron de estar “de moda” las abducciones?” Según ella, el desprestigio de estos casos ha sido producto de la intoxicación de las investigaciones, como el caso del coronel Robert O Dean, un célebre caso de un desinformador del gobierno de EEUU de quien ella misma fuera víctima. Un agente de la intoxicación, uno de los tentaculares dedos de esa famosa mano negra, la acción de las agencias de inteligencia internacional. Así fue como ilustró esta tesis relatando los casos de tres periodistas (John Mack, David Jacobs y Budd Hopkins) cuyas carreras periodísticas fueron despretigiadas por la acción de estas fuentes desinformadoras.

A este clima de conspiranoia lo despejó un poco el siguiente ponente, el periodista y terapeuta mexicano Daniel Núñez, quien se presentó a sí mismo no como ufólogo, sino periodista “de campo”. Luego de una introducción en la arqueoaastronomía, este veterano investigador de misterios multipremiado con los Emmy, presentó una de sus investigaciones más recientes. Su trabajo sobre sobre las piedras de Ica (Perú) y sus coincidencias con otros hallazgos de las mismas características en en Acambaro y Ojuelos (México). Según este especialista, estas piedras tendrían entre doce y diez mil años de antigüedad y en las superficies de este archivo de unas quince mil piezas se ven símbolos sagrados de una antigua civilización indígena desconocida, así como indicios de contacto con entidades divinas extraterrestres o memorias de tiempos precámbricos con imágenes de dinosaurios. Además de estos hallazgos en América Latina, también se han encontrado este tipo de piezas en Australia o en Siberia. De acuerdo con las deducciones de Núñez, en estas piedras, diversas antiguas civilizaciones habrían dejado una huella incorruptible del origen extraterrestre de la humanidad. A través de la interpretación de la prevalencia de un quinto elemento que se repetiría tanto en las piedras como en diferentes geoglifos encontrados en zonas rurales de UK en los años noventa. Y sobre todo, la figura de un hombre mariposa encontrada en un campo en Holanda en 2010, sostiene Núñez que además de las cuatro razas (blanca, negra, oriental y “roja”, la latinoamericana) estos visitantes habrían injertado una quinta especie, una hibridación entre lo humano y lo no humano. Esto habría coincidido con la emergencia de los llamados ‘niños índigo’ y sería el indicio del ingreso de la humanidad en una nueva era, una “‘ase de sístole’, una época de contracción y cambios internos, como los diferentes fenómenos naturales como huracanes, terremotos y tormentas solares que están teniendo lugar en estos momentos.

Según el pionero en exopolítica, Michel Salla, durante la Segunda Guerra Mundial tanto los nazis como los estadounidenses fueron tutelados por dos especies de extraterrestres: los reptilianos y los nórdicos.

Después de la pausa para el almuerzo, Josep Guijarro introdujo a una figura omnipresente en el campo del periodismo de misterio: Salvador Freixedo. El célebre ex jesuita que denunciara a la Iglesia como institución corrupta inauguró su conferencia con sus célebres boutades como afirmar que ” los OVNIS son ácido sulfúrico para las creencias religiosas”, a lo que le siguió un hilo de conjeturas bastante deshilvanadas argumentalmente sobre las tesis de sus diferentes libros y su constante denuncia de las oscuras jerarquías de poder no solo eclesiástico, que velan porque el desconocimiento sobre el fenómeno OVNI siga vigente. Su conferencia concluyó con un verborrágico discurso transfóbico contra el aborto y el matrimonio gay, que fue algo suavizado por una pregunta de alguien del público que consultó cuál era su posición sobre el amor ante tanta tiranía, odio y desconfianza, ante lo que el nonagenario respondió con el ejemplo de la correspondencia de Einstein con su hija donde afirmaba que el amor es “la energía que mueve al mundo”.

De otras energías más palpables y materializadas, por ejemplo, en archivos de la prensa se basó la conferencia de Michel Salla, pionero en el desarrollo de la exopolítica e investigador de estrategia militar, política internacional y resolución de conflictos. Su ponencia se centró en la exhibición y la consecuente explicación de los documentos desclasificados del célebre incidente de Los Ángeles en 1941. Una serie de luces en cielo cuyo avistamiento despertó la alarma justo durante la entrada de EEUU en la Segunda Guerra Mundial. Según sus hipótesis, uno o dos de estos objetos volantes fueron recuperados por la Fuerza Aérea americana, que junto con la Marina comenzaron así su propio programa secreto de ingeniería invertida y utilización de tecnología extraterrestre en el desarrollo de drones y pruebas con aviones no tripulados. De acuerdo con sus investigaciones desde antes del estallido de la guerra, tanto los americanos como los nazis habrían sido tutelados por dos especies extraterrestres en disputa entre sí: los reptilianos y los nórdicos. Según Salla, Alemania fue la pionera en la experimentación con tecnología extraterrestre, a través del desarrollo de aptitudes mentales que promoverían la evolución de las especie humana. Estas creencias coincidirían con el esoterismo nazi que creía en el origen de la raza aria en las míticas regiones de Hiperborea y Atlantis.

Corey Goode contó su experiencia como niño reclutado por laboratorios de inteligencia norteamericanos que colaboran con los alienígenas.

Ese sería el caso de Maria Orsic, miembro la sociedad secreta Vril, al igual que Thule otra mítica asociación ocultista nazi. Además de ser amiga de Tesla (quien se consideraba a sí mismo un venusino), Orsic habría recibido mensajes criptográficos en sumerio (una lengua que no hablaba) que habrían sido las instrucciones para construir un prototipo de nave a utilizar por la Lufftwafe. En el bando de los americanos, la empresa que trabajaba con la Fuerza Aérea, la Douglas Aircraft Company, habría recibido ayuda de una presunta confederación galáctica que promovía el pacifismo y la no intervención. Sin embargo, ante los imperativos estratégicos de una tiranía galáctica reptiliana se vieron obligados a enviar ayuda a los aliados. Por eso el llamado Incidente de Los Angeles de 1941 habría sido el primer avistamiento de la batalla entre los nórdicos y los reptilianos y que habría continuado más allá del fin de la guerra. Una prueba de esto, según Salla, es el Incidente de Washington de 1952. Un avistamiento de OVNIs en el Congreso cuyo origen serían las bases de investigación nazis aún en activo en algún lugar apartado de la Antártida. Según este investigador, estas tensiones intergalácticas seguirían repercutiendo al presente, aunque tenemos dudas de qué bando estará apoyando, por ejemplo, a Kim Yong-un o a Trump en la actual agenda geopolítica.

Al día siguiente, Laura Eisenhower, tataranieta del presidente americano Dwight D. Eisenhower, presentó sus tesis sobre salud, exopolítica, alquimia, metafísica e historia galáctica. Si bien, debido a su complejidad no pudimos seguir al pie de la letra sus  fuentes y entramados argumentales, podríamos resumir sus tesis principales en que los actuales problemas sociales, políticos y espirituales de los humanos como habitantes multidimensionales de la Tierra se derivan de la lejana explosión en el tiempo y espacio de de dos planetas, Tara y Tiamat, lo que nos habría separado de ‘los sietes cielos’ y habría bloqueado nuestro sistema de siete chakras, impidiéndonos alcanzar una conciencia de unidad. Una conciencia planetaria con resabios de un feminismo cósmico, que atribuye al contacto con la energía de la Madre Tierra la clave para la ascensión de conciencia y la comunión cósmica que recupere “nuestra memoria como Hijos de las Estrellas” y deje atrás ese pasado de violencia traumática y guerras intergalácticas. A su exposición le siguió Corey Goode, quién contó su experiencia como niño reclutado por laboratorios de inteligencia americanos que colaboran con fuerzas alienígenas. Considerado a sí mismo como ‘empático-intuitivo’, relató su tour de forçe desde los seis años hasta la edad adulta, pasando por traumáticos tests encubiertos en las escuelas públicas, pruebas médicas y de resistencia e incluso experiencias extracorporales y lagunas de memoria hasta llegar a un nivel de formación en que tuvo los primeros encuentros con seres no terrestres, pertenecientes a una cosmología espacial coincidente en algunos puntos con la de Laura Eisenhower. Toda esa experiencia le sirvió para conocer los planes del programa secreto espacial en los últimos cincuenta años, así como sus planes de industrialización militar, lo que lo ha llevado a convertirse en emisario de una alianza intergaláctica que vela por el sistema solar.

El ministerio de Cultura de Perú no habría hecho oficial el descubrimiento de una momia extraterrestre conectada con antiguas civilizaciones, según el periodista mexicano Jaime Maussan.

Ese mismo día fue la intervención de Sixto Paz Wells, una celebridad mediática en Hispanoamérica en las investigaciones de misterios. Paz afirma tener contactos con seres no terrestres desde los años setenta, cuando atravesó un portal interdimensional que lo desmaterializó, además de alterar su noción del espacio-tiempo: los cinco días que estuvo allí fueron solo quince minutos en la Tierra. Así fue como conoció a unos seres que viven en Ganímedes, una de las lunas de Júpiter. De la misma manera, décadas más adelante contactaría con otros seres, como los de un planeta de Alpha Centauri, el sistema estelar más cercano al sol. Según Paz Wells, esto coincidiría con el descubrimiento en 2016 de un planeta con características similares a la Tierra en ese sistema. Luego de contar y mostrar archivos de prensa su extensa experiencia invitando a periodistas como J.J.Benítez a sus encuentros cercanos con su grupo, comentó el plan cósmico del que él piensa que somos la creación de una civilización avanzada que habita en un tiempo alternativo al nuestro que nos asignó el poder de la meditación en masa para detener futuras catástrofes y guerras a través de una nueva conciencia colectiva.

Más cercano a la intención de develar el origen que a la necesidad de promover la comunión con seres de otros tiempos y lugares más allá de este planeta, luego de pedir un minuto de silencio por las víctimas del reciente terremoto en un su país de origen, el periodista mexicano Jaime Maussan presentó su investigación más reciente sobre el hallazgo de una momia en el desierto Nazca. Un cuerpo momificado de apariencia femenina, en posición fetal, con tres dedos en manos y pies y el cráneo de dimensiones alargadas. Una presunta momia extraterrestre conectada con las antiguas civilizaciones que habrían dejado las huellas de Nazca según la hipótesis de Maussan. Esta investigación todavía está en proceso, aunque diferentes medios han informado que el ministerio de Cultura de Perú no ha oficializado el presunto descubrimiento.

The World Ufology Congress o la ‘alienología’

La entidad organizadora del evento, We Are Love SL, fue una sociedad limitada que como podrán ver en su página web centra varios proyectos en el amplio espectro del bienestar, la salud y el misticismo holístico (el eslogan del evento era ‘Expanding the collective consciousness centered in love’). Entre los servicios que coordina están las actividades y terapias que ofrecen algunos de los participantes del congreso, como Honovi Strongdeer o Bridget Nielsen. Entre el público habían bastantes extranjeros de diferentes edades y géneros, y en las pausas entre un expositor y otro se podía acceder a la exposición de las pinturas y esculturas de Robert Llimós. El conocido artista catalán fue contactado por una pareja de reptilianos en una playa de Brasil en 2009 y cambió todo el sentido de su obra para ilustrar esta experiencia una y otra vez.

En conclusión, desde la la sugestión conspiranoica ante la profusión de testimonios, documentos e hipótesis, teorías y especulaciones basada en las investigaciones de personalidades como Daniel Nuñez, Magdalena del Amo, Michael Salla o Jaime Maussan a la promoción de la comunión cósmica que aunó las intervenciones de contactados como Sixto Paz y los emisarios galácticos como Laura Eisenhower o Corey Goode, quizás este evento tendría que haberse llamado congreso de ‘alienología‘ porque casi todos los ponentes no estaban especulando sobre el posible origen (“no identificado”), sino que esos eran objetos (y sobre todo sujetos) bastante bien identificados y nombrados con una precisión abrumadora. Y en esa compulsión narrativa y taxonómica (se llegaron a describir decenas de razas no terrícolas e hibridaciones) de clasificar e interpretar el fenómeno, desde la conspiración intergaláctica reptiliana al tutelaje estratégico de especies más pacíficas, como los nórdicos de Alpha Centauri o los dioses ancestrales que dejaron sus huellas en las piedras de Ica o las huellas de Nazca, quizás sea en la convivencia en ese ecléctico espectro ideológico y metafísico, en esa comunidad armónica de especies de ideas tan diferentes y hasta contradictorias entre sí, haya sido lo más sugestivamente alienígena para nuestros asombrados oídos terrestres.