Manuela y Carmen son las jefas conserveras de una de las revistas-objeto más originales de nuestro país o, al menos, la mejor envasada: Lalata.

 

Un proyecto artístico colectivo made in Albacete en el que ya han colaborado 350 artistas.  La descubrimos en la sexta edición de Arts Libris, la feria de arte y diseño de Barcelona, y enseguida quisimos tenerla en nuestra despensa.

¿Cómo surgió la idea de crear una revista enlatadaLalata surge a partir de experiencias creativas en colectivos artísticos en los que buscábamos una alternativa a las exposiciones habituales de grupos numerosos e intentando encontrar la forma de disfrutar produciendo arte contemporáneo.

 

¿Cuál fue vuestra primera lata? Lalata número 0. Una pequeña lata con abre-fácil de unos 200 gr. En esa lata estaban nuestras piezas. La tirada fue de 198 ejemplares y contenía un imán para la nevera Boca de riesgo y un abrelatas intervenido Tiburón. En ese momento no imaginábamos que nadie pudiera animarse a realizar semejante trabajo, pero afortunadamente no fue así.

 

¿Y Lalata que os dio más la lata? Lalata número 9 con el tema Me tienes en el bote, porque es un formato especial lacado y el proceso de producción es lento.

Núm 13: Lalata ‘De Vicio’.

 

Explicadnos cuál es el proceso de envasado artístico de la revistaSe lanza un tema general, a partir de unas bases, sobre el que trabajar y unos plazos para recibir los primeros prototipos o propuestas de los artistas. Una vez son revisados, los seleccionados realizar sus obras en serie, que son enviadas al apartado 11 de Albacete. Las piezas recibidas son distribuidas y enlatadas junto con una muestra de cada participante, habitualmente en tiradas de 200 ejemplares.

 

Al pensar en arte envasado, automáticamente nos llega la imagen de obras como la Mierda de artista de Manzoni. ¿Lalata pretende ser una crítica al arte “institucionalizado?  Realmente se buscan alternativas a los circuitos artísticos establecidos, pero también se trabaja con ellos, de manera que con este proyecto se accede a encuentros y ferias de arte, editoriales o creativos en general.

 

Sin embargo, hay algo muy warholiano en Lalata, ¿qué creadores u obras os inspiran? Publicaciones como Aspen, en la que participaba Warhol. La Boîte-en-valise de Duchamp. Enrique Vila Matas y su Historia abreviada de la literatura portátil.

LALATA DE ARTISTA 2 (2)

Incluso las conservas tienen fecha de caducidad, ¿la tiene el arte? Parece que se ajusta a ciclos, tendencias o corrientes. Es habitual ver cómo las propuestas artísticas coinciden en algún momento y se dispersan en otros. De cualquier manera esperamos no intoxicarnos o sufrir botulismo.

 

¿Estáis a favor o en contra del arte seriado? En teoría el arte seriado ofrece la oportunidad de adquisición a un mayor número de gente, de eso se trata, de democratizar el producto. Por otro lado, el aura benjaminiana no deja de estar presente en piezas únicas y esa unicidad aumenta su valor (no sólo económico) En Lalata hay quien realiza series en las que ofrece variantes al proyecto, es decir, son obras similares pero nunca con la idea de que sean idénticas.

 

¿En qué estante de una despensa situaríais el circuito del arte oficial? ¿Y a los jóvenes artistas? El arte joven al alcance de la vista… y el oficial al lado o un puesto por debajo.

Núm 3: ‘Colorantes’.

Ciudades como Barcelona o Madrid son epicentros tradicionales del arte moderno.  ¿Hay vanguardia en tierras de Don Quijote? La escena de creación manchega es complicada fuera de las grandes ciudades, a pesar de que esta desigualdad se ha reducido con las redes. La apuesta cultural en tierras manchegas, en nuestra opinión, es pésima. La apuesta oficial en nuestra ciudad, Albacete, nos lleva a unas máximas culturales que consisten en crear un museo del circo, un museo del arte realista o tapizar la ciudad con capotes que anuncian el I congreso internacional taurino. Nosotras pensamos que existen otras prioridades y la demanda joven y cultural en ningún caso deriva en esas inquietudes.

Al margen de las agendas políticas, en lo que se destinan dineros públicos, afortunadamente existen iniciativas cercanas con las que nos identificamos como Lamosa en Cuenca, colectivos como Musikundfreunde o Carne con carne, La leche Militina, Asterismo o Nemo en Albacete que ofrecen de manera independiente proyectos de interés actual, una oferta interesante, participativa y en muchos casos sorprendente.

 

El último número se ha presentado este abril en Art Libris. Parece que es una revista ensamblada que hará mucho ruido… Eso esperamos. Es el número 17, cuyo leitmotiv es Mucho ruido: objetos protesta. Es una lata histórica porque contiene las quejas o denuncias de temas que resumen estos últimos años.

 

 ¿Nos descubrís cuál será el tema de vuestra próxima Lata? De momento no tenemos nada pensado… Es más, aceptamos propuestas. ¿Alguna sugerencia?

Podéis conseguir ejemplares de Lalata en: 

Albacete: Nemo 

Madrid: Arrebato, La Fiambrera, La Central del Reina Sofía. 

Barcelona: Loring Art, Múltiplos. 

Valencia: La Tapadorota. 

Gijón: Cervantes. 

Y a través de www.lalata.es