En una sociedad con más dobleces que las servilletas que utilizaban los clientes de los antiguos ‘peep shows’ para limpiar los restos de su alivio, volver a pervertir la mirada es una forma de adueñarnos de ella. Leer entre líneas, sin cabinas donde ocultar las vergüenzas, para aceptar, como dice el artista madrileño José Salguero, que todos somos ‘voyeurs’.
Esta es una de las cuestiones que plantea Salguero en ‘Peep Show’, una exposición de óleos realizados entre 2011 y 2017 donde el artista cuestiona con un humor afiladísimo y un virtuosismo más allá de los ‘postureos’ del arte conceptual, los roles y estereotipos sexuales y reflexiona sobre el placer de mirar sin ser vistos y cómo somos cuando nadie nos ve.
Dejamos los complejos en casa para hablar con José Salguero sobre distopías sexuales, el humor como antídoto y lo ‘sucio’ que es todo excepto el sexo (y bueno).

¿Crees que en buena medida toda somos unos ‘Peeping Tom’? Esencialmente miramos, pero somos poco protagonistas… ¿O es que el acto de mirar ya obra un cambio?

Efectivamente todos somos unos mirones, unos voyeurs. Y nos encanta, aunque rechacemos, la deleznable idea del cotilleo. “¡Oh no! Yo no paso por el aro”, y mientras, a escondidas…jajaja.
Nos delata el medidor de audiencias de televisión (share) o el tráfico de un buscador de internet. Si no, qué sentido tiene la emisión de Gran Hermano (el actual reality inspirado la obra homónima de Orwell).
El acto de mirar modifica porque implica entendimiento e interpretación. Mirar no es inocuo. Sin la mirada una obra no existiría. Se emitiría un mensaje al vacío, sin un receptor.

¿Cuál es el significado de ‘sucio’ para ti?

No llevaré esa acepción a lo sexual. Porque simbólicamente no considero nada sucio en el sexo, siempre que sea consentido por ambas partes. Respondiendo a tu pregunta y por poner algunos ejemplos: Sucio es el capitalismo, que asesina, contamina, esclaviza, roba, estafa, miente y corrompe; sucia es la política, la prensa rosa, la religión, el supuesto celibato (llamadme blasfemo, pero yo sí que soy puro).

José Salguero Laudano Magazine 5

 

¿Qué nunca esperarías ver al otro lado del agujero de un peep show?

¿Un universo paralelo? ¿A mí mismo observando por la mirilla? ¿Ver en mi interior y asustarme?

Vivimos en una sociedad donde el sexo es explícito, o al menos determinadas formas de sexualidad. ¿Cuál es la siguiente frontera?

Me encantaría decirte que la siguiente frontera es la muerte de lo explícito y el siguiente paso es el renacer de lo sugerente o la sugestión, pero no lo parece.
Quizá hayamos llegado al límite y ya solo quede el retroceso. Una “involución”, una implosión en la que volvamos a la edad media. Quién sabe.

José Salguero laudano magazine

 

En ‘Peep Show’ juegas con los dobles sentido de las imágenes invitándonos a tener una mirada mucho más pervertida y desacomplejada del mundo y la sexualidad. ¿Será que en el fondo todo es erótico dependiendo de la mirada? ¿El arte también?

Todo es sexo, reproducción y alimentación. Es simple y reconocerlo es odioso porque somos pretenciosos. Lo que pasa es que el ser humano ha olvidado que es un animal y que no es el centro del universo.
¿Todo el arte es erótico? Gran parte sí, es un juego. La vanidad, el narcisismo, el sorprender y atraer al espectador han quedado demostrados con internet, que ha corrompido el arte.

 

Tus obras son muy sarcásticas, tienen un sentido del humor acidísimo. ¿Al final la mejor manera de ‘hackear’ situaciones de violencia, estereotipos y mentes cuadradas es abofeteando con ironía?

Por supuesto. Considero la vida una trágico-comedia. En toda broma hay una verdad y afronto todas las desgracias con una chanza. Quien me conoce da buena cuenta de ello. Y si no me conoces, solo tienes que leer los títulos de mis obras… Soy un adicto a los juegos de palabras.
El humor es un arma de destrucción masiva -“Haz el humor y no la guerra”-. El humor es la libertad de expresión. Y comprobar el sentido del humor de un territorio o “nación” es diagnosticar la salud de su democracia. El totalitarismo pretende aplastar el libre pensamiento, por eso hay que luchar por nuestros derechos constantemente, no podemos acomodarnos.

José Salguero Laudano Magazine 3

 

En otra de tus series, ‘Terror en el parque de atracciones’ satirizas los iconos infantiles y nos muestras que en ellos puede haber violencia y horror. ¿En qué medida tu infancia te hizo el artista/persona que eres?

Siempre me he considerado diferente y eso a veces me provocaba cierta frustración. Ahora, esa diferenciación es lo que buscan la mayor parte de los adultos. No me identificaban esos iconos doctrinarios de algunos personajes de animación. No era adulto pero tenía el suficiente raciocinio para comprobar la falsa realidad que mostraban. Un mundo “utópico” de aparente felicidad, con increíbles excesos económicos, en la que todo se resumía a ser representado por un héroe y un villano, el bien y el mal. Obviando que existen todo tipo de matices. Todo esto sin mencionar el sentimiento de culpa cristiana, esa falsa moral. Sí, hablo de ti, Walt Disney, el impostor. También hablo de la hipócrita Navidad. Vengo de una familia humilde y el consumismo de ese periodo me crispaba.
Estas son solo algunas de las cuestiones que han marcado la crítica social en mis obras.

En la vida como en el sexo, ¿es mejor dar o recibir?

Personalmente, soy más feliz regalando que recibiendo. Aunque inconscientemente regalar sea una forma oculta de egoísmo, porque esto te provoca bienestar.

José Salguero Laudano Magazine 4

 

¿Cómo te imaginas una distopía sexual ambientada en 2050?

Tomar el porno como modelo de conducta sexual: el reggaeton en las escuelas, la hipersexualidad en la infancia, la impunidad en la violación de las mujeres en la mayoría de los países, la censura pedagogo-sexual en las escuelas, que se valore más la violencia que el amor en los telediarios (y con esto quiero decir que se consideren más atractivas las noticias sobre asesinatos que las culturales), la obsesión por los cánones de belleza… Un momento, ¿todo esto no ocurre en 2017?

¿Nos podrías adelantar alguno de tus próximos proyectos?

Respecto a proyectos personales, sigo trabajando en el cuestionamiento sobre los iconos de belleza, la descontextualización de ciertos iconos de la animación, ecologismo y activismo a través del Pop Art…
A nivel profesional, He empezado a colaborar con una galería de Londres. También acabo de ganar el ArtNalon en Asturias y expondré allí en 2018. Y he comenzado a tatuar.

José Salguero Laudano Magazine 7

 

La exposición ‘Peep Show’ está comisariada por Horny Gallery y podrá verse en la Galería Mutuo de Barcelona hasta el próximo 18 de noviembre.