Islandia es un lugar al que nunca me había planteado visitar. Sin embargo ha sido el destino de mi última aventura.

 

No había considerado este país porque sabía muy poco de él. Me venían a la mente imágenes de Bjork, vikingos y nubes de cenizas. Mi novia sugirió que hiciéramos un viaje juntos a este maravilloso lugar. Me puse a investigar sobre Islandia en google e inmediatamente me di cuenta de que vería muchísimo más que Bjork o vikingos.

Iceland By Danny Fernandez Photography

Nuestras ideas de cómo explorar la isla cambiaron desde que hicimos la reserva del viaje, el año pasado. Sabíamos que queríamos conocer este lugar a nuestro ritmo y con total libertad. Originalmente, pensamos en viajar en bicicleta y acampar en distintos destinos. (Felizmente cambiamos de idea, hubiera sido memorable, pero increíblemente difícil también) Después de deliberar entre varias opciones, llegamos a la conclusión de que lo mejor que podíamos hacer era alquilar una caravana.

La caravana fue perfecta. Tuvimos la posibilidad de viajar libremente y tener un techo seguro bajo el que dormir. Aparcamos donde nos apetecía y continuamos el viaje según lo que queríamos ver o hacer ese día.

En preparación para este viaje, tuve que priorizar nuestras experiencias como viajeros sobre mis prioridades como fotógrafo. Este viaje no se trataba de un tour fotográfico de Islandia. Este es uno de esos viajes que haces una vez en tu vida.

Quiero recordar momentos especiales como yo, disfrutando y sintiendo este momento en vez de ser testigo de un momento a través del visor de mi cámara. Además, tengo que reconocer que no soy fotógrafo de paisajes y no puedo competir con aquellas imágenes de Islandia que son inspiradoras y perfectas. Al quitarme la presión de tener que obtener las mejores fotos, pude disfrutar del viaje por lo que realmente era, un viaje excepcional.

Iceland By Danny Fernandez Photography

Dicho esto, no podía hacer un viaje de esta magnitud sin planear un poco. Encuentro que los siguientes recursos fueron invaluables: la guía de Lonely Planet y un libro llamado “Photo Guide to Iceland” escrito por Hawk and Finn.

La naturaleza me dejó perplejo. El país como tal ofrece paisajes muy variados y cambios dramáticos. Podías empezar el día en colinas verdes, cruzar por glaciares y llegar a zonas cubiertas de lava. También hay una gran cantidad de cascadas, inmensas y pequeñas.

Fuimos testigos de las auroras boreales. Me sorprendió cómo se mueven… como bailando en el cielo.

Nuestra aventura empezó y terminó en Reykjavik. En este país predomina en la naturaleza. Parece haber un balance armonioso entre los seres humanos y la madre tierra.

 

 

Descubre más historias y fotografías de Danny AQUÍ y en su página de Facebook: