¿Qué hace que nos detengamos a contemplar una imagen en un mundo saturado de ellas? ¿Por qué nos atrae todo lo que no es extraño? El artista peruano Hugo Vásquez buscó en la niebla, como otros buscan en los charcos de agua o los posos de café, una forma de indagar en sus propias emociones. Durante tres años inició una expedición junto a su familia en busca de paisajes neblinosos, cubiertos de nubes. De su trabajo nació la exposición ‘Hay un Más Allá’, que acaba de exponerse en Cuzco.

Láudano se ha internado en las brumas de sus fotografías veladas, fragmentadas, oscuras pero llenas de luz, para charlar con él.

 

Sombras - Hugo Vázquez

¿Qué te animó a estudiar y practicar la fotografía?

Al llegar a Lima, empecé a fotografiar a sujetos anónimos en el malecón de Miraflores. Era un ejercicio reflexivo de mi día a día, ir al malecón de Miraflores a registrarlos a través de un plástico que iba siendo intervenido por el paso del tiempo y su deterioro. Luego este ejercicio se volvió un cuerpo de trabajo con el arranque en el mundo del arte.

¿Qué es lo que te gusta de la fotografía?

La fotografía es un medio para expresar todo lo que llevamos dentro. En mi caso es una necesidad, la necesidad de crear a través de ella, aunque actualmente esa necesidad la llevo a otros soportes, como el video, instalación , dibujos, etc.

Hugo Vazquez - Flavio

 

¿Dónde encuentras inspiración para tus proyectos? ¿Qué es lo que te motiva?

Soy muy observador, mi forma de trabajar es bastante contemplativa. Estoy alerta de todo lo que pasa a mi alrededor, trato de detenerme en lo que genera algo en mi y reflexionar sobre eso. Mi modo de trabajar es situarme en un lugar y arrancar a crear piezas de acuerdo al espacio.

Mis motivaciones son diferentes: Me motiva mucho el cine, la pintura , una buena charla con alguien, una historia de mi abuela. Todo elemento es importante para nutrir nuestra obra. Actualmente me obsesiona mucho la luz, será porque por mucho tiempo me motivaba mucho la oscuridad, pero no puede haber luz sin oscuridad, ni oscuridad sin luz. Ahora estoy muy pendiente de ella, cualquier destello de luz me ayuda a crear.

Creo que otro generador de ideas podría ser el momento que estoy pasando o la extrañeza, esta juega un papel muy importante. Si algo no es “extraño’’ lo descarto.

Hugo Vazquez

¿A que te refieres con algo “extraño”?

Para mí lo “extraño” es todo aquello que podría no ser atractivo para alguien. Para mí lo es. Extraña es una imagen oscura, velada, rasgada, fragmentada, perversa, manipulada, sola, fea, mal hecha, que no conversa con ninguna otra imagen; es extraña y, por eso, atractiva.

Mi objetivo es dotar a mi obra de elementos que aporten “extrañeza” ya sea por el lado conceptual o por la imagen en sí. La extrañeza que nos hace detenernos a observar una imagen en un mundo saturadas por ellas; la extrañeza que nos hace buscar esa luz en la oscuridad o buscar a ese personajes en las tinieblas.

¿Puedes contarnos de uno de tus proyectos favoritos o del que estés más orgulloso?

Acabo de volver de Valparaíso (Chile) de un taller liderado por Nicolas Janowski, donde en una semana se creó una plataforma web colaborativa con un grupo de gente increíble. Tomo esto da referencia a tu pregunta, porque si la fotografía puede unir a gente sumamente maravillosa, hablando un mismo lenguaje, trabajando de acuerdo al espacio. No hay satisfacción más grande que nos puede ofrecer la Imagen: la unión. Estoy orgulloso de mis compañeros de distintas partes de la periferia, de trabajar con ellos y de los resultados.

¿Qué sientes cuando estás detrás de tu cámara?

Es raro porque actualmente la uso cada vez menos. Normalmente antes de usarla ejecuto un plan de trabajo, tomo las imágenes necesarias y cada disparo me emociona, sobre todo cuando es la imagen que buscaba. Creo que el sentimiento de satisfacción viene luego, porque esas imágenes pasan por un proceso de edición muy minucioso, el sacrificar imágenes y quedarte con las necesarias es un trabajo muy penoso, no todas son bienvenidas a la fiesta.

Hugo Vazquez

Hace poco tuviste una exposición en Valencia, ¿puedes contarnos sobre ese proyecto en particular y cómo llegó a Valencia?

La muestra en Valencia fue el resultado de una convocatoria que realiza la galería Luis Adelantado, una galería a la cual respeto mucho por la calidad de artistas que representa. Esta realiza una convocatoria que consiste en seleccionar artistas menores de 35 años con una línea de trabajo que a ellos les parezca tentadora. La selección fue nivel mundial y tuve la suerte de ser seleccionado.

Háblanos sobre el proyecto ‘Hay un más allá’.

Es un proyecto que me ha traído muchas satisfacciones, lo acabo de exponer en un museo muy importante en Cuzco, ciudad que me apasiona. Desde hace tres años vengo desarrollando mi obra en lugares donde la niebla invade el espacio, recopilando sensaciones, experimentando envuelto en esta atmósfera. La niebla ahora es uno de mis filtros, a la cual registro intentando fijar con la fotografía lo que sería imposible por otro medio: detener el recorrido de la niebla y transformar su inmaterialidad en algo tangible, para ser contemplado una y otra vez. La niebla y las nubes se convierten en el artificio que me ayuda a indagar sobre mis emociones, para intentar integrarse a un lugar transformado, etéreo e incierto.

Lo bonito de este proyecto es que lo realicé con la ayuda de mi familia que iba conmigo en búsqueda de la niebla, como una expedición, tratando todos de capturar la niebla.

Hugo Vazquez Exhibición

¿Cuál es el objetivo detrás de ‘Work in Progress’? ¿Y de ‘Sociedad’?

‘Sociedad’ fue mi primer proyecto y con él  comencé a darme cuenta mi forma de mirar : borrosa, nublada, oscura… Primero lo tomé como un ejercicio. En ese entonces vivía en Miraflores y durante tres años registré a sujetos anónimos a través de una estructura de plástico que iba siendo intervenida no solo por el paso del tiempo, sino también por las mismas personas.
Ese proyecto, en ese entonces reflejaba mi forma de mirar Lima. Fue un proyecto bastante poético, al cual le tengo mucho cariño por ser el primero. Ganó una convocatoria de La Alianza Francesa de Lima, lugar donde se expuso. Luego de varios años mucha gente sintió mucha curiosidad por él; el Museo de Arte de Lima (MALI) lo incluyó en su subasta y luego un coleccionista adquirió gran parte de ese cuerpo de trabajo .

Uno nunca sabe lo que va a traer cada proyecto y a veces hay que darle tiempo, ser paciente. Si le pones corazón, vendrán cosas buenas para él .

¿Por qué el uso de filtros en tu obra?

El uso de filtro en mi obra, su importancia recae en tratar de no mostrar, no ver y ocultar . Tratar de que el espectador se exija un esfuerzo para interpretar lo que se cuenta, de que una imagen oculta exprese más fuerza mediante su ausencia o su fragmentación. La importancia de mis filtros es tratar de emborronar las pistas, tratar de ocultar los personajes y velar un paisaje, y con esto hacer visible el enigma.

¿Cuál es tu proceso creativo?

Mi proceso creativo es muy importante. Investigo mucho, camino mucho, trato de estar alerta a cualquier signo que me pueda aportar para este. Muchas pruebas, muchos errores, muchas imágenes sacrificadas, muchos cafés. Sobre todo lo disfruto mucho y me dejo sorprender que es lo más importante.

Creo que el proceso para cada artista es diferente, lo bueno es buscar la manera de llevarte bien con él. Yo trato de ser disciplinado y  lo tomo como un tiempo para crear. Tengo muchos estímulos también. Cuando veo una buena película o hago algún viaje o veo a personajes que aportan, eso lo enriquece mucho. Lo que me lleva a producir, procesar, crear, imaginar…